Se encuentra usted aquí

Amenazas a la Seguridad de la Información

Definición

Se puede definir como amenaza a todo elemento o acción capaz de atentar contra la seguridad de la información.
Las amenazas surgen a partir de la existencia de vulnerabilidades, es decir que una amenaza sólo puede existir si existe una vulnerabilidad que pueda ser aprovechada, e independientemente de que se comprometa o no la seguridad de un sistema de información.
Diversas situaciones, tales como el incremento y el perfeccionamiento de las técnicas de ingeniería social, la falta de capacitación y concientización a los usuarios en el uso de la tecnología, y sobre todo la creciente rentabilidad de los ataques, han provocado en los últimos años el aumento de amenazas intencionales. 
 

Tipos de amenazas

Las amenazas pueden clasificarse en dos tipos:

  • Intencionales, en caso de que deliberadamente se intente producir un daño (por ejemplo el robo de información aplicando la técnica de trashing, la propagación de código malicioso y las técnicas de ingeniería social).
  • No intencionales, en donde se producen acciones u omisiones de acciones que si bien no buscan explotar una vulnerabilidad, ponen en riesgo los activos de información y pueden producir un daño (por ejemplo las amenazas relacionadas con fenómenos naturales).
     

Cómo actuar

La presencia de una amenaza es una advertencia de que puede ser inminente el daño a algún activo de la información, o bien es un indicador de que el daño se está produciendo o ya se ha producido. Por ello siempre debe ser reportada como un incidente de seguridad de la información.
Si sospecha que existe una amenaza a algún sistema de información de la Universidad, por favor efectúe el reporte del incidente.